BANNER

miércoles, 22 de enero de 2014

DISLALIA Y SUS CARACTERISTICAS

DISLALIA Es el trastorno del lenguaje en la articulación de los fonemas, es el más común en los niños, el más conocido y más fácil de identificar.



DISLALIAS
Existen dos tipos de dislalia la funcional y la orgánica.
DISLALIA FUNCIONAL. La dislalia funcional es la alteración producida por una mala adecuación del funcionamiento de los órganos articulatorios, traduciendo esto en una mala articulación de las palabras. Se caracteriza por la presencia de un sonido o fonema que es producido de forma incorrecta, sin perjuicio de que el chico que lo presenta lo pueda diferenciar de otros sonidos. ¿Por qué se origina la dislalia funcional? Existen varias causas que pueden generar dislalia funcional, por ejemplo:



  • psíquico o reacciónales (se extienden en el periodo de inmadurez)

  • audiógena (cuando no escucha bien)

  • Imitación

  • Retardo masticatorio

  • Ideopáticas

  • Privación afectiva


  • SEGÚN LA CALIDAD EN LA PRODUCCIÒN DE LOS SONIDOS

    • Omisión: cuando no existe el fonema o sonido articulatorio.

    • Sustitución: Cuando el fonema o sonido se reemplaza por otro que no necesariamente tienen que ser de mismo nivel.

    • Distorsión: Alteración en su estructura propiamente dicho.

    • Adición: Cuando se le agrega al fonema o sonido otro sonido o fonema superpuesto a la estructura propiamente de la palabra.

    • Alternancia: Cuando unas veces pronuncia bien el sonido o fonema y otras no.

    • SEGÙN LA CANTIDAD DE FONEMAS AFECTADOS

    • Simples: Se afecta un solo fonema

    • Múltiples: Se afecta 2 o 3 fonemas

    • Generalizadas: Se afectan más de tres fonemas.


    SEGÚN LA SIMILITUD CON EL ALFABETO GRIEGO

    • Alteración con la F: Fiísmo Alteración con L: Lambdacismo Alteración con S: Sigmatismo Alteración con R: Rotacismo Alteración con D: Deltacismo Alteración con J: Yotacismo Alteración con K: Kapacismo


    DISLALIA ORGANICA Son aquellos trastornos de la articulación que están motivados por alteraciones orgánicas.


    La dislalia orgánica puede ser de dos tipos: Disartria, recibe este nombre cuando el niño es incapaz de articular un fonema o grupo de fonemas debido a una lesión en las áreas encargadas en el lenguaje. . Disglosia, la alteración afecta a los órganos del habla por anomalías anatómicas o malformaciones en los órganos del lenguaje son siempre causa de defectos de pronunciación. Sus causas están en malformaciones congénitas en su mayor parte, pero también pueden ser ocasionadas por parálisis periféricas, traumatismos, trastornos del crecimiento, … Dichas malformaciones pueden ser:

    • Malformaciones dentarias: mordida abierta, falta de dientes y diastemas

    • Alteraciones maxilares: micrognatía, macrognatía, prognatismo.

    • Fisuras palatinas: paladar hendido, velo corto.

    • Parálisis y paresias velares

    • Malformaciones linguales: Frenillo lingual, Anquiloglosia o lengua atada, Lengua bífida o hendidura, Tiroides lingual, Tiroides lingual, Nódulo tiroideo lingual, Macroglosia congénita, Microglosia o hipoglosia, Lengua fisurada o escrotal, Lengua dentada, Glosoptosis: parálisis.

    • Bóveda ojival: campanilla en terminación cola de pescado

    DIAGNOSTICO DE LA DISLALIA INFANTIL


    A un niño le diagnostican dislalia cuando se nota que es incapaz de pronunciar correctamente los sonidos del habla, que son vistos como normales según su edad y desarrollo. Un niño con dislalia suele sustituir una letra por otra, o no pronunciar consonantes.
    Ejemplo: dice mai en lugar de maíz, y tes en vez de tres.

    Cuando el bebé empieza a hablar, lo hace emitiendo, primero, los sonidos más simples, como el de la m o de la p. Estos sonidos son fundamentales para decir mamá o papá, palabras que no le supondrán un gran esfuerzo siempre que reciba la estimulación adecuada. A partir de este momento, el bebé comenzará a pronunciar sonidos cada vez más difíciles, lo que exigirá más esfuerzo de los músculos y órganos fonadores.

    Es habitual que las primeras palabras de un bebé, entre el 8º y el 18º mes de edad, presenten errores de pronunciación. El bebé dirá aua cuando pida agua, o pete cuando quiera el chupete. Los bebés simplificarán los sonidos para que les resulte más fácil pronunciarlos. Sin embargo, a medida que el bebé adquiera más habilidades en la articulación, su pronunciación será más fluida. Cuando este proceso no se realiza con normalidad, se puede hablar de dislalias.

    Factores de riesgo

    Hay algunos factores que pueden predisponer a que un niño padezca un trastorno de este tipo. Así, los pequeños que son más tímidos o despistados, los que están desmotivados o excesivamente estimulados (demasiadas actividades extraescolares), aquellos que en el seno familiar están aquejados de falta de cariño o viven situaciones conflictivas con frecuencia, incluso los niños agresivos tienen más posibilidades de tener dislalia.

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario