BANNER

lunes, 13 de octubre de 2014

COMUNIDAD DE VOLUNTARIOS SE DEDICA A FABRICAR PRÓTESIS EN 3D

Un investigador del CentroMagic del Instituto de Tecnología de Rochester fundó una comunidad de voluntarios que se dedica a fabricar prótesis de manos y dedos que cuestan hasta 800 veces menos que las tradicionales.


DAN UNA MANO

Jon Schull, investigador del CentroMagic del Instituto de Tecnología de Rochester (Estados Unidos), fundó una comunidad de voluntarios llamada E-Nabling The Future que se dedica a fabricar, mediante impresión 3D, prótesis de manos y dedos económicas para personas que las necesiten en cualquier lugar del mundo.

Ya son más de 1.500 personas las que se han adherido a la organización, que se reunió en el hospital Johns Hopkins University, de Baltimore, para ampliar sus metas de diseño, impresión y distribución de sus prótesis plásticas de bajo costo.

Las prótesis que fabrica su comunidad de voluntarios son de plástico duro y económicas tanto a la hora de la fabricación como de la reparación. "Las prótesis tradicionales cuestan más de US$ 40 mil y nuestras manos son comparables", asegura en una nota publicada por el sitio especializado Imprimalia3D.

El costo de producción de las manos impresas por la comunidad no supera los US$ 50 para los voluntarios con acceso a impresoras 3D, pero no son tan elaboradas como las prótesis tradicionales.

Los diseños son abiertos, sin propiedad intelectual. Algunos existen desde el 2012 y los archivos se pueden descargar desde la web.

El doctor Albert Chi, cirujano especializado en trauma del Johns Hopkins dijo a través de un comunicado que eso permite mejorar la calidad de vida de millones de personas en el mundo. "Ahora, hay que ajustar estas tecnologías y prácticas a la práctica médica" añadió.

Una red de Google+ cada vez más grande comunica a los pacientes con los voluntarios locales que pueden utilizar impresoras 3D. El grupo quiere organizar alianzas con organizaciones humanitarias que estén trabajando en regiones devastadas por la guerra, zonas de desastres y comunidades pobres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario