BANNER

lunes, 13 de octubre de 2014

¿Qué es la dispraxia?

La dispraxia es conocida también como el ³síndrome del niño torpe´, porque quienes la padecen suelen tener cierta torpeza y lentitud al ejecutar movimientos coordinados tales como hablar, recortar con tijeras, escribir, abotonarse, atarse los cordones de los zapatos, etc.


LO QUE TENEMOS QUE SABER
También se le conoce con otros nombres como disfunción motriz, desorden de la coordinación del desarrollo o dificultades moto-perceptuales. Investigaciones estiman que un 10% de la población puede tener dispraxia leve y un 4% dispraxia grave. Quienes padecen dispraxia suelen tener una inteligencia normal, por lo que son especiales, pero no tontas.
El concepto de dispraxia ha existido durante más de un siglo, pero las diferentes interpretaciones en su terminología son lo que mas dificultan.

La definición de la OMS habla de “una deficiencia o falta de madurez de la organización del movimiento. Es una falta de madurez en la forma en que el cerebro procesa la información, que da lugar a impulsos no están interpretados o trasmitidos”.
El término proviene de la palabra praxis, que significa “hacer”. La dispraxia puede tener 2 dos sub divisiones principales:
  1. Dispraxia Ideatoria: Dificultad con la planificación de una secuencia de movimientos coordinados.
  2. Dispraxia Motora: Precenta dificultades con la ejecución de un plan, a pesar de que se conoce bien su planeacion.
CAUSAS

No hay causas totalmente establecidas. Puede deberse a una inmadurez en el desarrollo de las neuronas o ser ocasionada por traumatismos, enfermedades o lesiones cerebrales, por lo que puede aparecer en cualquier etapa de la vida.

SÍNTOMAS

Debilidad motriz generalizada que impide terminar movimientos que exigen cierta coordinación. Existen diferentes formas de dispraxia: verbal (trastornos del habla),hiperactividad, trastornos del aprendizaje, trastornos motores o visuales, trastornos afectivos o de comportamiento

Los rasgos característicos de la enfermedad son torpeza, falta de coordinación y problemas con el idioma, la percepción y el pensamiento.
El requisito fue mencionado anteriormente como "síndrome del niño torpe" o daño cerebral mínimo.

Signos anteriores que el bebé podría desarrollar dispraxia incluyen características de evitación de rastreo y vuelco y otras tareas que implican habilidades motoras. Como se convierten en mayores, niños con dispraxia son propensos a otros problemas de motoras.

DISPRAXIA E INTELIGENCIA


Es importante señalar dispraxia no afecta a la inteligencia.
En otras palabras, no mentalmente está retrasado un niño con dispraxia. Sin embargo, debido a sus dificultades de aprendizaje pueden necesitar ayuda adicional para mantenerse al día con sus compañeros de colegio.

FACTORES DE RIESGO PREVENCIÓN DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO

Generalmente la dispraxia se detecta en nivel preescolar y el diagnóstico se realiza dentro del campo neurológico y motor.Cuando se identifica tempranamente el problema se logran minimizar los síntomas.Un psiquiatra podría prescribir medicación antidepresiva o ansiolítica y el neurólogoo pediatra pueden ordenar tomografías computadas u otros.Los tratamientos de la dispraxia están encaminados a mejorar las limitaciones que presenta el niño, con el fin de integrarlo en las actividades grupales. Dicha tarea requiere de la ayuda de padres, maestros, fonoaudiólogos, terapeutas ocupacionales, pediatras, etc. No poder realizar ciertas actividades pueden provocar frustración en el niño, por ello conviene aplicar técnicas de mejora de la autoestima y enseñarles a manejar y encauzar emociones.

No hay cura para la dispraxia pero hay intervenciones y terapias que pueden ayudar a los niños con dispraxia.

Estos incluyen voz y terapia del lenguaje, terapia ocupacional o profesional etc.. Hasta el 9 de cada 10 niños con dispraxia podrá seguir teniendo dificultades como un adolescente y un adulto. 

El problema se agrava cuando padres, familiares y educadores privan a los niños de estímulos que podrían ayudarles a mejorar. Es por ello que estas personas deben adquirir la formación necesaria para comprender y ayudar al niño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada